Tipos de tos

La forma más común de clasificar los tipos de tos es en función de la existencia o no de mucosidad. En función de este criterio se establecen dos tipos de tos: la tos seca y la tos con moco.

LA TOS CON MOCOS O PRODUCTIVA

La tos con moco, también llamada tos productiva, tos con expectoración o tos con flema, es la que va acompañada de moco o flemas. El moco es un sistema de protección de la mucosa respiratoria frente a infecciones y agentes externos. Cuando se produce una infección en las vías respiratorias, las propiedades del moco se ven afectadas como medida defensiva, aumentando su viscosidad y disminuyendo su elasticidad.

El exceso de moco en las vías respiratorias puede provocar su obstrucción, y la tos es la respuesta del organismo para eliminar este exceso de mucosidad.

CAUSAS

La tos con moco suele ser la manifestación de una infección bacteriana o viral bronquial o pulmonar, y puede aparecer después de un período de tos seca.

SÍNTOMAS

Los principales síntomas de la tos seca son:

  • Mucosidad pegajosa.
  • Sonido involuntario ronco o como un silbido cuando se respira o tose.

  • Sensación de opresión, pesadez o congestión en el pecho.

  • Empeoramiento de la tos: empeora por la mañana.

TRATAMIENTO

Los jarabes mucolíticos y expectorantes contribuyen a facilitar la expulsión del exceso de moco de la siguiente manera:

  • Los  mucolíticos, entre los que se incluyen la Carbocisteína y la Acetilcisteína, modifican las propiedades físico-químicas de la secreción traquobronquial para que la expectoración sea más eficaz y cómoda. 

  • Los expectorantes, como por ejemplo la Guaifenesina, estimulan mecanismos de expulsión del moco porque aumentan el movimiento ciliar o el reflejo tusígeno o el volumen hídrico.

Tos con moco acompañada de congestión nasal

En el 86% de los casos en los que aparece tos con mocos hay también congestión nasal. Ésta produce el taponamiento de las fosas nasales, dificultando enormemente la respiración al inflamarse las membranas que recubren la nariz y dilatarse los vasos sanguíneos.

Para aliviar la congestión nasal que acompaña a la tos, existen medicamentos descongestivos con principios activos como la pseudoefedrina, que facilitan la respiración. 

Entre la gama de jarabes Iniston se encuentra Iniston para la tos con moco y congestión nasal, que gracias a su fórmula de doble acción nos ayuda a aliviar tanto la tos como la congestión.